Las PALABRAS ESPAÑOLAS más ENGAÑOSAS: Apréndelas todas con esta clase de español

En esta clase vamos a seguir hablando de las palabras polisémicas y homónimas. En la clase anterior (palabras polisémicas y homónimas) ya explicamos muy bien a qué nos referimos con estos tipos de palabras, en qué consisten y cómo diferenciarlas; pero hoy vamos a profundizar sobre este tema.

Palabras polisémicas y homónimas

Vamos a recordar rápidamente:

Las palabras polisémicas son aquellas que se escriben exactamente igual porque tienen la misma forma pero significan algo diferente.

Las palabras homónimas son aquellas que tienen significados diferentes, palabras que en su origen eran diferentes y tenían diferente forma pero que, debido a la evolución de la lengua, hoy tienen una forma igual o casi igual.

Vamos a ver cuatro características fundamentales de las palabras polisémicas y homónimas.

Palabras polisémicas:

  1. Se escriben igual porque tienen la misma forma.
  2. Tienen la misma forma gramatical, que puede ser sustantivo, adjetivo, verbo…
  3. Tienen el mismo origen etimológico.
  4. Tienen la misma entrada en el diccionario.

Ejemplo: «Ratón«: Se puede referir al animal o a lo que utilizo en el ordenador para pinchar en la pantalla los diferentes enlaces.

Podemos dividir las palabras homónimas en dos subcategorías: las homógrafas, que son las que se escriben y pronuncian igual, como por ejemplo la palabra «sobre»; y las homófonas, que se escriben de manera diferente y se pronuncian igual; por ejemplo «vaca/baca».

Palabras homónimas:

  1. Se escriben de manera diferente, a excepción de las palabras homógrafas.
  2. Pueden tener diferente categoría gramatical.
  3. Tienen diferente origen etimológico.
  4. Tienen múltiples entradas en el diccionario, una por cada origen.

La clave para diferenciar este tipo de palabras la encontramos en el diccionario.

Cómo buscar palabras en el diccionario

Vamos a ver cómo buscar palabras en el diccionario, por ejemplo la palabra «ratón». Si buscáis «ratón» os aparecerá una sola entrada y varios significados; estamos claramente ante un ejemplo de palabra polisémica.

Si buscáis la palabra «cara» os aparecerá al lado de la palabra el número 1. Esto significa que no es la única entrada del diccionario con esta palabra, hay varias entradas que corresponden a la palabra, por lo tanto varios orígenes etimológicos. Es una palabra homónima.

Además, al lado de la palabra «cara» , en verde, nos explica también el origen etimológico. Pero no solo eso: a partir de uno de los orígenes también descubrimos que hay varias acepciones. Por lo tanto, la palabra «cara» no solo es una palabra homónima, sino que también es una palabra polisémica.

¡Cuánto hemos aprendido! Nos vemos en la próxima clase de la BurbujaDELEspañol. ¡Hasta pronto!

¿Has aprendido los contenidos de esta clase? ¡Intenta hacer los ejercicios!

¿Quieres seguir aprendiendo cosas nuevas? ¡Estudia las diferencias entre MASCULINO y FEMENINO en español!

Deja un comentario