Las Oraciones CAUSALES y FINALES en español – ¿Cómo y Cuándo se usan? ¿Qué diferencia hay?

En esta clase vamos a hablar de dos tipos de oraciones subordinadas. Por un lado vamos a hablar de las oraciones causales y por otro lado vamos a hablar de oraciones finales.

Diferencia entre las oraciones finales y causales

¿Qué diferencia hay entre las oraciones causales y finales? La diferencia está en lo que se expresa con las oraciones.

Oración causal: expreso una causa o un motivo.

Oración final: expreso una finalidad.

Nexos más comunes de las oraciones causales

Los nexos más comunes de las oraciones subordinadas causales son:

  • porque
  • como
  • dado que
  • puesto que
  • visto que
  • ya que

Con estos nexos solo se pone el indicativo.

Ejemplos:

«No voy a comer hoy porque no tengo hambre».

«Como no tengo hambre, no voy a comer hoy».

La frase subordinada, la que va siempre detrás al nexo, se puede poner delante o detrás. Pero en estos dos casos en particular:

  • Si utilizo el nexo porque, la oración subordinada solo puede ir al final; detrás de la principal.
  • Si utilizo el nexo como, con valor causal, la oración subordinada solo puede estar situada al principio; delante de la principal.

Con los otros nexos (dado que, puesto que, visto que) la oración subordinada puede estar tanto delante como detrás.

Ejemplos:

«Dado que no tengo hambre, no voy a comer hoy».

«No voy a comer hoy dado que no tengo hambre».

  • Dado que
  • puesto que
  • visto que
  • ya que

Introducen una causa que ya es conocida por el hablante y normalmente se utilizan en contextos un poquitos más formales. Pero no son los únicos nexos, también tenemos:

  • por
  • de tanto
  • a fuerza de

Con estos nexos de tipo causal, solo podemos usar el infinitivo.

Ejemplos:

«A fuerza de comer, me duele la tripa».

«Me duele la tripa de tanto comer».

«Me duele la tripa por comer demasiado».

Reserva clases de español

Nexos más comunes de las oraciones finales

Los nexos más comunes de las oraciones subordinadas finales son:

  • para que
  • a fin de que
  • con el propósito de que
  • con la intención de que
  • con la idea de que
  • a que

Con estos nexos solo se pone el subjuntivo.

Ejemplos:

«Te he llamado para que me ayudes».

«Te he llamado a fin de que me ayudes».

Las oraciones subordinadas finales suelen ir detrás de la principal.

Estos nexos también tienen una versión reducida, que no tienen el que, por ejemplo para, a fin de, con el propósito de… En este caso solo puedo poner el infinitivo.

Utilizo el nexo que no lleva el que y que va con el infinitivo cuando el sujeto de la oración principal y el sujeto de la oración subordinada son el mismo.

Ejemplos:

«Yo trabajo para que tú puedas estudiar».

«Yo trabajo para ganar (yo) dinero».

Puedo poner el subjuntivo presente o el subjuntivo imperfecto; esto depende del tiempo en el que se habla.

Ejemplos:

«Yo trabajo para quepuedas estudiar».

«Yo trabajé para quepudieras estudiar».

La clase de hoy ha sido un poco más difícil porque diferenciar entre causa y finalidad puede costar un poco, ¡pero ahora solo queda repasar!

¿Quieres seguir aprendiendo cosas nuevas? ¡Estudia las PALABRAS ESPAÑOLAS más ENGAÑOSAS!

¿Has aprendido los contenidos de esta clase? ¡Intenta hacer los ejercicios!

Deja un comentario