+20 Expresiones con el DINERO en español: Hacer Compras como un Hispanohablante

    En esta clase vamos a hablar de DINERO. Juntos vamos a ver cómo podemos preguntar por el precio de un artículo y también como podemos expresar qué nos parece el precio, es decir, si nos parece caro, barato… Vamos a comenzar primero por las preguntas que podemos hacer.

    Cómo hablar de dinero en español

    Preguntar por el precio

    Lo primero que tenéis que saber es que para preguntar por el precio de un artículo podéis utilizar el verbo ser.

    • Verbo ser

    ¿Cuánto es? / ¿Cuánto es todo?

    Imaginad que estáis en el supermercado y que queréis pagar los productos que habéis comprado. Vais a la caja, el lugar donde está el dependiente para cobrar los productos y queréis saber el precio total de vuestra compra. Para hacerlo, podéis simplemente decir ¿Cuánto es? o ¿Cuánto es todo? 

    Usamos el verbo ser en tercera persona del singular acompañado de “cuánto” para preguntar por la cantidad. Da igual que compréis más de un artículo, simplemente se utiliza el verbo ser en tercera persona del singular. Por ejemplo, si nos compramos dos pares de zapatos decimos ¿cuánto es? y no ¿cuánto son? porque estamos preguntando por la compra, por el precio total.

    Además del verbo ser, podéis usar el verbo comprar, por ejemplo:

    • Verbo costar

    ¿Cuánto cuesta? / ¿Cuánto cuestan?

    En este caso sí que tenéis que usar la tercera persona del plural si compráis más de un artículo. Por ejemplo:

    «¿Cuánto cuesta la barra de pan?»

    «¿Cuánto cuestan las napolitanas de chocolate?»

    • Verbo valer

    Otra fórmula que podéis emplear para preguntar el precio de algo es ¿Cuánto vale? o ¿Cuánto valen? Al igual que el verbo costar, teneis que utilizar también la tercera persona del plural, si asi lo pide la frase. Por ejemplo:

    «¿Cuánto vale este libro?»

    «¿Cuánto valen las entradas para el concierto de Dua Lipa?»

    Pasamos ya a ver cómo podemos expresar que nos parece el precio de un artículo. Vamos a empezar por las expresiones que podemos usar para decir que algo nos parece barato.

    Expresar que algo es barato

    La primera, seguro que muchos ya la conocéis es “qué + adjetivo”, por ejemplo: «qué barato» o «qué económico».

    • ¡Qué barato!

    Lo usamos para expresar que algo está bien de precio.

    «Las entradas cuestan 5 euros. ¡Qué baratas!»

    • Ser una ganga

    Algo es una ganga cuando su precio está por debajo de lo que le corresponde normalmente. Por ejemplo: 

    «¡Esta falda tan solo vale 10 euros! ¡Es una ganga!»

    Parecida a esta expresión, existe: 

    • Ser un chollo

    Podemos decir que algo es un chollo cuando queremos decir que algo está muy por debajo del precio que normalmente tendría este artículo. 

    • Estar tirado de precio

    Si algo está tirado de precio significa que el precio es muy bueno, muy económico. Por ejemplo: 

    «En esta tienda, los ordenadores están tirados de precio.»

    Reserva clases de español

    Si por el contrario queréis expresar que el artículo que habéis pagado os parece demasiado caro, podéis utilizar las siguientes formulas:

    Expresar que algo es caro

    • Costar un ojo de la cara /Costar un riñón/Costar un huevo.

    Si hemos pagado un precio muy alto por un artículo y creemos que no se corresponde con su precio real, decimos que nos ha costado un ojo de la cara. Por ejemplo: 

    «El móvil que quiero comprarme cuesta un ojo de la cara.»

    Además del ojo, podemos usar esta expresión con otros órganos del cuerpo, por ejemplo, el riñón. El riñón es el órgano que tenemos en la parte lumbar.  

    Asimismo, también se dice mucho que algo cuesta un huevo, huevo referido a testículo. 

    «Los anillos de esta joyería cuestan un riñón.»

    «Los ordenadores de esta marca cuestan un huevo.»

    • Costar una pasta

    La pasta es una manera coloquial de referirnos al dinero. Si algo cuesta una pasta significa que tiene un precio muy caro.  Por ejemplo: 

    «La fruta en esta frutería cuesta una pasta.»

    • Costar un dineral 

    Un dineral es una gran cantidad de dinero. Si algo cuesta un dineral significa que cuesta mucho. Por ejemplo: 

    «Cenar en este restaurante cuesta un dineral.»

    «Las muebles de esta tienda cuestan un dineral.»

    • Verbo “sablear”

    En español decimos que alguien nos ha sableado para decir que nos ha sacado mucho dinero por algo. Es como decir que alguien nos ha dado un golpe con un sable. El sable es un arma que se parece a una espada pero que tiene forma curva. También se dice que nos han dado un sablazo, es decir, nos han dado un golpe con un sable. Por ejemplo: 

    «Me han sableado en la peluquería. ¡He pagado 100 euros por teñirme el pelo!»

    «Acabo de pagar 250 euros por esta cámara de fotos. ¡Menudo sablazo!»

    • Verbo clavar

    Se utiliza igual que el verbo sablear. Decimos que alguien nos ha clavado x cantidad de dinero por un artículo si su precio ha sido excesivo. También se puede decir que alguien nos ha dado o nos ha metido una clavada. Por ejemplo: 

    «Me han clavado 200 euros por arreglar la caldera.»

    «He pagado 40 euros por estas zapatillas ¡Qué clavada!»

    • Estar bien de precio

    Por último, si queremos expresar que la calidad-precio del artículo que hemos comprado nos parece apropiada, la consideramos justa, podemos usar el verbo estar y decir que algo está bien de precio. Por ejemplo: 

    «Las entradas del partido de fútbol del domingo están muy bien de precio.»

    • Salir bien de precio

    También se utiliza el verbo salir. Algo sale bien de precio si tiene un precio justo. Por ejemplo: 

    «Comprar aquí sale muy bien de precio porque tienen muchas ofertas.»

    «Las verduras aquí salen muy bien de precio.»

    Pues hasta aquí la lección de hoy, espero os haya servido, os haya resultado de utilidad.

    Si te apetece ver otras clases sobre expresiones, estudia más expresiones relacionadas con el DEPORTE!

    Deja un comentario