Expresiones COLOQUIALES con Imperativo en español: ¿Expresan Orden o Consejo? Clase para Extranjeros

En las clases anteriores hemos estado estudiando muy a fondo el imperativo y hoy vamos a hacer una clase muy especial sobre las expresiones coloquiales del imperativo.

Imperativo en Expresiones COLOQUIALES

El imperativo se usa para dar órdenes, consejos o recomendaciones.

«¡Lava los platos!»

Hoy vamos a estudiar algunas formas del imperativo que pierden ese valor de orden o de consejo cuando se usan en una exclamación.

«¡Vaya! ¡Anda!»

Estas exclamaciones que son en realidad imperativos del verbo IR y del verbo ANDAR, se suelen utilizar para expresar sorpresa, admiración o también un poco de desilusión.

«¿No vas a venir a la fiesta? ¡Vaya! ¡Anda! ¡Mira quién ha venido¡»

VAYA + SUSTANTIVO O ADJETIVO = Sirve para intensificar

Esa persona es mentirosa –> ¡Vaya mentirosa!

¡Me gusta mucho una casa! –> ¡Vaya casa! 

¡Anda! (Con entonación diferente) = cuando se quiere intentar convencer a alguien.

«¡Anda! ¿Por qué no vienes?»

En la primera la entonación es de sorpresa, en la segunda es para convencer. Venga se utiliza también para convencer a alguien. 

¡Venga! Con otra entonación diferente puede indicar incredulidad cuando se utiliza con la palabra YA.

«¿Qué te ha tocado la lotería? ¡Venga ya!»

Quando quiero llamar la atención de una persona, se utiliza el imperativo del verbo OÍR, hay dos opciones: 

  • Usar el imperativo de la segunda persona singular.

«¡Oye! ¡No me hables así!»

  • Usar el imperativo de la tercera singular USTED, cuando quiere dirigirse a una persona que no se conoce. 

«¡Oiga! ¡Disculpe, ese era mi asiento!»

Para dirigirse a una persona, introducir una petición de manera más elegante se pueden utilizar los imperativos de los verbos PERDONAR o DISCULPAR + TÚ/USTED.

«Perdona, ¿me puedes prestar un bolígrafo?»

«Perdone, ¿se puede quitar de aquí que no veo?»

«Disculpe, ¿tienes hora?»

«Disculpe, señor ¿tienes hora?»

Se puede utilizar el verbo MIRAR para dirigirse a una persona, cuando se quiere presentar a alguien o explicar algo + TÚ/USTED.

«Mira, te presento a mi amiga Carmen.»

«Mire, caballero, le voy a explicar algo muy bonito.»

Cuando se contesta al teléfono se usa una exclamación que es un imperativo: ¡Diga! ¡Dígame!

Con el verbo DECIR se puede utilizar el imperativo negativo en esta manera: ¡No me digas! Para expresar sorpresa o incredulidad.

«¿Qué Pepa se va a casar? ¡No me digas!»

Ahora vemos algunos ejemplos:

– ¡Vaya, se me ha quemado la tortilla!

– ¡Anda, pero si aquí ponen mi nombre!

– ¿En serio? ¡Venga ya no me lo puedo creer!

– ¿Dígame?

– Perdone, ¡qué se le ha caído la chaqueta al suelo! 

– ¡Oye, callate un poco, anda, que estoy dando clase!

– ¡Mira, te lo explico yo, es superficie!

– ¿Qué has aprobado el examen de español? ¡No me digas! 

¡Bueno! Como habéis visto existen un montón de maneras diferentes también de usar el imperativo de forma exclamación.

¿Quieres seguir aprendiendo cosas nuevas? ¡Estudia el condicional simple!

¿Has aprendido los contenidos de esta clase? ¡Intenta hacer los ejercicios!

Deja un comentario